Rinoplastia

También se la conoce con el nombre de rinomodelación y está recomendada para enmascarar pequeñas imperfecciones como marcas, surcos etc. que existan en la nariz pero nunca van a dar solución a problemas de nariz pequeña o problemas respiratorios por tener problemas en el tabique nasal o desviación de algunos de los huesos de la nariz, para solucionar estos problemas se debe acudir a la cirugía con todos los riesgos que conlleva el paso por el quirófano, tales como complicaciones de la propia operación o de la anestesia aplicada.

rinoplastia

La técnica de la rinoplastia sin intervención quirúrgica se aplica de forma ambulatoria y no es necesario el ingreso en centro hospitalario ni anestesia, siendo recomendable la aplicación de algún tipo de sedación. Estas particularidades son las que motivan a muchas personas a llevarla a cabo y así enmascarar ciertos problemas de estética de su nariz que les provocan estados de ansiedad o baja estima personal.

El tiempo de intervención es muy breve durando en muchos casos menos de una hora desde que el paciente entra en la clínica hasta que sale de nuevo.

No suele llevar ningún tipo de postoperatorio porque se limita a inyectar en la zona que se quiere rellenar unas determinadas sustancias en forma de micro gotas para que luego el propio organismo las rodee con sus defensas haciéndolas parte del organismo.

Las sustancias que se inyectan suelen ser restylane o Radiesse que son implantes o sustancias que están aprobados por la FDA Americana.

El especialista primero aplica una crema con efectos anestésico o sedatorios para a continuación pasar a inyectar las soluciones en las zonas objeto de modelaje.

Este proceso se repite al cabo de unas semanas para ir perfeccionando el trabajo y quedar la superficie de la nariz de forma pareja.

El gran inconveniente que tiene es que la mayor parte de los rellenos que se utilizan solo tienen carácter temporal y normalmente no duran mas de dos años desde que se implantaron siendo preciso repetir el tratamiento con lo que a lo largo del tiempo puede ser un proceso muy caro, aunque cada vez que se aplique relativamente es barato rondando los 200 a 400 euros.

Es recomendable acudir a especialistas de reconocido prestigio porque si no se hace correctamente en vez de arreglar o disimular las imperfecciones existentes puede llevar a empeorarlas y luego solo quedara la solución de acudir a la rinoplastia con cirugía con los riesgos que ello conlleva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s